Menu
Pediatría

Cefalea. ¿Es normal que a mi hijo le duela la cabeza?

El dolor de cabeza o cefalea es una sensación de malestar que afecta a cualquier parte de la cabeza. Casi todos los niños a lo largo de su vida manifiestan dolor de cabeza alguna vez. Es más frecuente conforme se hacen mayores, sobre todo, entre los 11 y 13 años. La mayoría de las veces es por enfermedades benignas cómo las infecciones: otitis, faringitis, gripe, catarro, sinusitis, gastroenteritis y en general cuando tengan fiebre.

Otros factores que influyen y pueden provocar dolor de cabeza son el cansancio, la falta de horas de sueño, defectos de visión no corregidos, que hace mucho calor, escuchar la música muy alta, los perfumes fuertes y todo lo que desencadene estrés. Pueden empezar o empeorar por el ejercicio, la menstruación, los videojuegos y algunos fármacos. También por los alimentos: el chocolate, los frutos secos, los cítricos, la comida china o el queso curado.

¿Cómo se diagnostica?

La cefalea se divide en aguda o crónica según si es breve o si es recurrente. Los episodios breves suelen asociarse a infecciones leves antes mencionadas. En la cefalea crónica o recurrente el dolor de cabeza reaparece de forma intermitente alternado con períodos sin síntomas, esto ocurre en la migraña o en la cefalea tensional.

Su médico le hará una serie de preguntas para recabar información y le hará una exploración física exhaustiva. Es muy útil el uso de calendarios para la cefalea que su médico le puede entregar para saber cómo es de frecuente, si se relaciona con desencadenantes, las características del dolor, etc.

La mayoría de las veces no hace falta hacer ninguna prueba especial, con la exploración física y una adecuada anamnesis suele ser suficiente para llegar al diagnóstico, pero si existen signos de alarma su médico puede solicitarle alguna prueba.

¿Cómo tratar el dolor de cabeza?

Medidas en casa:

  • Analgésicos como el ibuprofeno el paracetamol o el metamizol. Se deben administrar lo más pronto posible, mejor en la primera media hora desde el inicio del dolor. Siempre con la dosis adecuada para el peso y la edad. Si vomita o rechaza los jarabes se pueden utilizar los supositorios.
  • El niño debe estar en un lugar tranquilo, sin ruidos y con poca luz, tumbado y relajado.
  • Se debe evitar el uso de pantallas cómo ver la tele, jugar con videoconsolas, usar el móvil.
  • Se puede aliviar poniendo un paño húmedo y frío en la frente.

¿Se puede prevenir de alguna manera?

  • Hay que tener un horario regular de sueño y comidas.
  • Si tenemos claro que algún alimento produce dolor de cabeza lo mejor es quitarlo de la dieta.
  • No tomar bebidas con excitantes: la cola, el café, el té, etc…
  • Debe tener tiempo para jugar y descansar. Que no tenga horarios muy ajustados ni muchas actividades extraescolares.
  • La actividad física es muy buena, tanto para la migraña como para la cefalea tensional.
  • Su pediatra le puede aconsejar una medicina preventiva si el dolor de cabeza es crónico y altera la vida del chic@.

Mi pediatra ya me valoró, pero ¿cuándo debo volver?

 Siempre que:

  • El dolor de cabeza sea diferente. Haya cambiado.
  • Tenga un dolor siempre localizado en el mismo lugar y no se quite.
  • Si le duele la cabeza nada más despertar por la mañana.
  • Si el dolor de cabeza lo despierta por la noche.
  • Si el Dolor que se desencadena con tos, esfuerzo físico o cambios posturales.

¿Y cuándo debo acudir a urgencias?, ¿cuáles son los síntomas de alarma?

  • Si el niño presenta fiebre con dolor de cabeza intenso y vómitos repetidos.
  • Si no ve bien. Le cuesta caminar o hablar. No puede mover bien los brazos o las piernas.
  • Tiene dificultad para despertar. O tiene mucho sueño.
  • Si tiene menos de 5 años y el dolor de cabeza es muy fuerte y no mejora con la medicación que le han aconsejado.
  • Si hace poco que ha tenido un golpe fuerte en la cabeza.

MI NIÑO PRESENTA CEFALEA CRÓNICA…

 ¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico. El pediatra lo hace por los síntomas que se repiten de forma intermitente y la exploración física y neurológica. No suele necesitar otras pruebas complementarias

 1. ¿Qué es la cefalea tensional?

Es un tipo de cefalea crónica frecuente y benigna. Se da más en niños en edad escolar o adolescentes. Notan dolor a ambos lados de la cabeza, con sensación de opresión, como si tuviera un casco o una banda que aprieta. La intensidad no es muy elevada, pero se mantiene en el tiempo. Se inicia durante el día y aumenta por la tarde/noche o cuando hay cansancio acumulado. También en situaciones de estrés. No afecta a las actividades normales del día ni empeora con el esfuerzo físico. Tampoco se acompaña de náuseas o vómitos. Y solo a veces puede tener molestias con la luz o el ruido, pero nunca con ambos. Su duración es muy variable. Puede durar 30 minutos o varios días.¿Cómo se puede prevenir?

  • Es muy importante dormir suficiente y tener un horario regular de sueño.
  • Comer bien, de forma saludable; con un horario regular e hidratarse bien.
  • Debe tener tiempo para jugar y descansar. Que no tenga horarios muy ajustados ni muchas actividades extraescolares.
  • Tener una actividad física regular
  • Observar y vigilar otras posibles causas de estrés o preocupaciones que puedan desencadenarle el dolor de cabeza (dificultades escolares, ansiedad o depresión por motivos diversos, dificultades en la socialización o el acoso escolar)

 ¿Cómo se trata?

  • Se dan analgésicos habituales del tipo de paracetamol, ibuprofenoo metamizol y favoreciendo el reposo del niño en un ambiente tranquilo.
  • Cuando ocurre con frecuencia pueden ser útiles las técnicas de relajación o las terapias conductuales para manejar el estrés.
  • El tratamiento con fisioterapia para reeducación postural puede mejorar las contracturas musculares.

2. ¿Qué es la migraña?

La migraña o jaqueca, es un tipo de cefalea que se caracteriza por episodios de dolor de cabeza de intensidad alta, unilateral, pulsátil que puede acompañarse de fotofobia (molestias con la luz), fonofobia (molestias o irritabilidad exagerado a los ruidos) y/o molestias digestivas (nauseas, vómitos). Se puede padecer migraña a cualquier edad

Suele haber antecedentes familiares ya que es un trastorno hereditario. Lo que no quiere decir, que obligatoriamente si usted tiene migraña su hijo lo vaya a padecer.

Se trata de una enfermedad crónica. No existe tratamiento curativo actualmente, y generalmente la frecuencia de los episodios de dolor de cabeza disminuye con la edad, pero si existen tratamientos a largo plazo que disminuyen tanto la frecuencia como la intensidad de los episodios de dolor de cabeza, para los pacientes con dolores frecuentes o muy intensos, así como un tratamiento para el dolor de cabeza cuando se presenta.

¿Cómo se puede prevenir?

Reduciendo o evitando:

  • El estrés, nerviosismo, el cansancio,
  • Lugares cerrados con excesivo calor o humo del tabaco
  • Ciertos alimentos como queso añejo, carnes preparadas, Cafeína, alcohol, alimentos que contiene glutamato monosódico (especias y aditivos, congelados, carnes enlatadas, comida china, salsas preparadas) y otros como el chocolate, frutos secos, higos.
  • Es importante también valorar si es posible que hubiera defectos de visión y corregirlos en tal caso (con el uso de gafas).

También existen fármacos que se han demostrado eficaces para controlar la frecuencia de las crisis, el topiramato, la flunarizina, el propanolol y la toxina botulínica A. La elección de estos debe ser personalizada y debe ser su pediatra el que elija uno u otro.

¿Cómo se trata la crisis de dolor?

Lo primero intentar buscar un lugar tranquilo para el paciente sin estímulos externos, evitando ruidos y a oscuras. Adminsitrar analgésicos según peso y edad, como el paracetamol, el ibuprofeno y el metamizol. Si no responde existe un segundo grupo de fármacos, los triptanes que su médico le puede recetar si es convenientes.

También existen terapias no farmacológicas, se ha demostrado que las técnicas de relajación, biofeedback, terapia cognitivo-conductuales y cambios en el estilo de vida, disminuyen el tiempo de cefalea en un 50%. Entre los cambios del estilo de vida destaca comidas regulares, buena hidratación, dormir bien, ejercicio regular y evitar el estrés escolar.

En general, ¿cuándo me debo preocupar por un dolor de cabeza?

– Dolor de cabeza que aumenta progresivamente el tiempo.

– Cambios de características de su dolor de cabeza habitual.

– Dolor muy localizado.

– Cefalea persistente en un mismo lado.

– Dolor que le despierte durante el sueño.

– Dolor que se desencadena con tos, esfuerzo físico o cambios posturales.

– Dolor de cabeza diaria matutina

– Dolor de cabeza acompañado de síntomas y signos neurológicos (cambio de carácter, hormigueo en las extremidades, convulsiones…)

– Náuseas y vómitos sin causa aparente que no coinciden con el dolor de cabeza.

– Síntomas y/o signos neurológicos persistentes

– Alteraciones visuales persistentes

 

Dra. María Ouadih Morán

Pediatra Urgencias HLA Vistahermosa