Menu
Nutrición

¿Son más calóricas las frutas cuando maduran?

Alguna vez te has hecho esta pregunta: ¿es más calórica la fruta cuando está madura que recién cogida?

Los nutricionistas, en consulta, escuchamos continuamente esta pregunta. A lo largo del post de hoy queremos hablaros sobre la diferencia existente entre la fruta recién recogida y la fruta una vez se ha sometido al proceso de maduración.

 ¿Es igual la fruta entera que la fruta madura?

Con relación a las diferencias iniciales entre ambas, cabría mencionar que no, la fruta madura no es igual que la fruta recién cogida ya que, no solo cambia su apariencia física y sabor, sino que también lo hace su composición nutricional.

¿Qué cambios se producen durante la maduración?

El primer cambio perceptible por cualquier consumidor es el cambio de sabor que pasa de ser ácido a ser más dulce, esto se debe a un incremento en los niveles de ph del alimento y a la transformación del almidón a través de enzimas en glucosa y fructosa incrementando con ello sus niveles de azúcar.

Además, también se puede ver modificado el contenido en minerales y vitaminas del alimento, aunque los principales cambios se producen en la reducción del contenido de polifenoles y antioxidantes como son la vitamina C y el ácido ascórbico.

¿Es más calórica entonces la fruta madura que la entera?

Si nos centramos en el aporte calórico del alimento la respuesta es no. El hecho de que contenga más azúcar no lo hace más calórico dados que previo al paso de la glucosa y fructosa estaba el almidón que aporta por gramo el mismo nivel calórico que el azúcar.

Aun así, aunque el aporte calórico no se haya visto modificado, el impacto que va a tener en nuestro organismo si resultará diferente. Al degradarse el almidón en azúcares, nuestro organismo sufrirá una metabolización mucho más rápida lo que generará incremento de la glucosa en sangre, por lo que se absorberá más fácilmente y saciará mucho menos.

 ¿Eso quiere decir que no puedo consumir fruta madura?

Claro que podemos consumir fruta, en cualquiera de sus estados de maduración, pero debemos tener claro el efecto que deseamos al consumirla, por ejemplo, si necesitas sentirte saciado durante más tiempo y lo usas como snack o a modo tentempié consume la fruta más bien verde o sin madurar. Si lo que necesitas es un aporte inmediato de energía, quizá para reponerte tras un esfuerzo físico intenso, será más apropiado escoger una fruta madura.

Cabe destacar que lo más importante es consumir fruta, por lo que no deberíamos estar especialmente preocupados por las calorías que contenga, sino por los nutrientes que nos va a proporcionar totalmente necesarios y beneficiosos para nuestro organismo. Desde HLA Vistahermosa te recomendamos consumir entre frutas y verduras un mínimo de 5 raciones al día. Date ese capricho saludable cada día.

Rocio Bueno y Raquel Escortell, nutricionistas en HLA Vistahermosa